Nosotros
  Publicaciones

La responsabilidad de los directores por deudas tributarias es de carácter subjetivo

03/09/2014 - Por De Jesus, Gustavo / Fraga, Diego N.

En un reciente fallo dictado en la causa “Fisco de la Provincia de Buenos Aires c. Raso, Francisco s/ sucesión y otros. Apremio”, la Suprema Corte de la Provincia de Buenos Aires estableció que la responsabilidad de los directores de sociedades comerciales por las deudas tributarias de las sociedades que administran es de carácter subjetivo y no objetivo, por aplicación de los artículos 59 y 274 de la Ley de Sociedades Comerciales n° 19.550. Asimismo, confirmó la declaración de inconstitucionalidad de oficio del artículo 21 del Código Fiscal de la Provincia de Buenos Aires (ahora art. 24) efectuada en segunda instancia, por ser contrario a los artículos antes mencionados de la Ley de Sociedades Comerciales, los que prevalecen sobre una norma de carácter local que en esta materia es de competencia exclusiva del Congreso Nacional (arts. 31 y 75, inc. 12 de la Constitución Nacional).



En virtud de las normas citadas del Código Fiscal, la Agencia de Recaudación bonaerense (ARBA) venía intimando en forma simultánea a la empresa y a sus directores, gerentes y administradores, por las deudas tributarias de las sociedades. Ello, sin importar si actuaron o no de manera diligente ni si contaban con los recursos para realizar el pago. A ello, cabe agregar la traba de medidas cautelares, tales como embargos o inhibiciones en cabeza de los directores, por las deudas correspondientes a las empresas.

Al declarar la inconstitucionalidad de la citada norma, el fallo destaca que no hay responsabilidad de los directores si no puede atribuírsele un incumplimiento de origen contractual o un acto ilícito con dolo o culpa en el desempeño de su actividad. El factor de atribución es subjetivo. Esto significa que no basta con ocupar el cargo de director de una sociedad para responsabilizarlo automáticamente por la deudas fiscales de la sociedad, sino que debe alegarse y probarse que el director no obró con la lealtad y diligencia de un buen hombre de negocios, conforme al parámetro de conducta establecido por el artículo 59 de la Ley de Sociedades Comerciales.

VER PDF

BUSCAR PUBLICACIONES

  1. » Ver todas las publicaciones