About Us
  Publications

La Argentina aprueba el Convenio para evitar la Doble Imposición con Suiza

12/12/2014 - Por Diego Fraga / Sofía Cimmarusti

El 11/12/2014 fue publicada en el Boletín Oficial la Ley Nº 27.010 -promulgada por el Decreto Nº 2262/2014 -, que aprobó el Convenio entre la Argentina y la Confederación Suiza para evitar la doble imposición en materia de impuestos sobre la renta y el patrimonio.



En líneas generales las cláusulas del nuevo acuerdo son similares a las de otros convenios tributarios firmados por la Argentina y buscan colocar límites a la tributación de distintos tipos de ganancias, brindando seguridad jurídica y evitando una mayor y doble carga impositiva sobre los particulares. También contiene una importante cláusula referida al intercambio de información fiscal.

Algunas de las principales cuestiones a resaltar respecto de este acuerdo son las siguientes:
1. Dividendos (art. 10): Se mantienen los porcentajes de retención en el país de residencia de la entidad que los pague, con los siguientes límites: (i) 10% del importe bruto de dividendos, si el beneficiario efectivo es una sociedad -excluidos los agrupamientos empresarios- que posea directamente no menos del 25% del capital de la sociedad que paga dichos dividendos; o (ii) 15% del importe bruto de los dividendos en todos los demás casos. Según surge del Protocolo Adicional, si de acuerdo con el Convenio los dividendos o intereses se sometieran en Suiza a una imposición reducida y, en virtud de la ley vigente, fueran considerados en la Argentina como renta de fuente extranjera (actualmente no es el caso), Suiza podría someter a impuesto esos dividendos o intereses como si el Convenio no existiera. En el Protocolo se estipula que los referidos topes no resultan de aplicación respecto al "impuesto de igualación".
2. Intereses (art. 11): el tope general de gravabilidad es del 12%, existiendo exenciones para determinados casos puntuales, como por ej., intereses pagados por razón de un bono o debenture, o pagados en virtud de un crédito de fomento otorgado por un banco a una parte no vinculada con tasas preferenciales siempre que la devolución de dicho crédito se realice en un período de tiempo no menor de tres años.
3. Regalías (art. 12): El anterior convenio no permitía a la Argentina aplicar impuesto a las ganancias sobre pagos de regalías a empresas suizas. El nuevo acuerdo habilita dicha posibilidad, aunque se contemplan alícuotas máximas de retención: son del 3% (uso o concesión del uso de noticias), 5% (derecho de autor sobre una obra literaria, dramática, musical u otra obra artística), 10% (uso o concesión de uso de equipos industriales, comerciales o científicos, patentes, marcas, modelos, fórmulas, programas informáticos, asistencia técnica, etc.) y 15% en los restantes casos.
4. Ganancias de capital (art. 13): para las ganancias de capital derivadas de la enajenación de acciones o títulos representativos del capital de una empresa, el impuesto en el país de la inversión no podrá exceder del 10% de la ganancia cuando se trate de una participación directa de al menos el 25%, o del 15% en los demás casos.
5. Beneficios empresariales (art. 7) No se dispone un tope máximo, pero se contempla un mecanismo para la determinación de los beneficios de establecimientos permanentes.
6. Acciones y participaciones en sociedades al igual que los convenios otrora vigentes con España y Chile y que fueran luego denunciados por la Argentina, el anterior convenio con Suiza no permitía gravar con el Impuesto a los Bienes Personales a las acciones en poder de residentes suizos. En el acuerdo ahora aprobado se incluyó una norma por la cual ciertos “elementos” del “patrimonio de un residente de un Estado Contratante, que se encuentren situados en el otro Estado Contratante, pueden someterse a imposición en ese otro Estado”.

Un punto fundamental y novedoso respecto del acuerdo anterior con este país es el intercambio de información fiscal (confr. art. 25 y su protocolo). El convenio que antes regía las relaciones fiscales entre ambos países no poseía una cláusula similar. Si bien en una primera instancia se prevé que el intercambio será “a requerimiento” –eso es lo que estatuye expresamente el acuerdo, ya que su protocolo dispone que el mismo no obliga al intercambio automático o espontáneo entre las partes-, no se descarta que en un futuro no muy lejano el intercambio pueda devenir automático, de conformidad con la tendencia internacional que apunta hacia ese nuevo estándar. Recordemos que el día 19 de octubre, la oficina de prensa de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) anunció que Suiza se comprometió a intercambiar información tributaria en forma automática para el año 2018, al firmar el Acuerdo Multilateral de la OCDE para intercambio automático de información.

La cláusula de intercambio de datos del Convenio firmado con la Argentina se aplicará a los impuestos de toda clase percibidos por los Estados Contratantes o sus subdivisiones políticas o entidades locales. En principio, la información deberá ser utilizada con fines netamente fiscales. Sin embargo, siempre y cuando la autoridad competente del Estado que proporciona la información y su legislación lo autoricen, podrá ser utilizada para otros fines.

El nuevo convenio entrará en vigor a partir de los 30 días de la última notificación de los Estados Contratantes sobre el cumplimiento de los requisitos establecidos por la legislación interna para la entrada en vigor del convenio. Argentina, por su parte, con el decreto publicado en el Boletín Oficial el 11/12, ha finalizado con su trámite interno, por lo que resta ahora que Suiza haga lo mismo.

La vigencia se aplica de la siguiente forma:
1) Con respecto a los impuestos retenidos en la fuente, sobre los montos pagados a partir del 1º de enero inclusive del año calendario en que el convenio entre en vigor. Por ej., si el acuerdo entrase en vigor en 2015, aplicará a las retenciones sobre los montos pagados desde el 1º de enero de ese año.
2) En cuanto a otros impuestos sobre la renta o sobre el patrimonio, aplicará a los ejercicios fiscales que comiencen a partir del 1º de enero (inclusive) del año calendario siguiente a aquel en que el Convenio entre en vigor. Por ej., si el acuerdo entrase en vigor en 2015, aplicará a los ejercicios que comiencen en 2016.
3) En lo que hace a la cláusula que permite el intercambio de información, se dispuso que sus disposiciones tendrán efecto para la información relativa a años fiscales o años comerciales que comiencen a partir del 1º de enero (inclusive) del año calendario siguiente a aquel en que entre en que el Convenio entre en vigor. Es decir, si en el año 2015 hubiesen transcurrido los 30 días desde la última notificación de que se han cumplido todos los requisitos para la entrada en vigor del convenio (para ello se requiere la aprobación previa del Parlamento Suizo) recién se podrá intercambiar información (por ej., de cuentas bancarias y otros bienes de los contribuyentes) referida al año 2016 y posteriores.
(Se acompaña PDF con el texto del Convenio y su Protocolo)

VIEW PDF

SEARCH PUBLICATIONS

  1. » View all publications